ABC, 5 de abril de 2018.- El Gobierno ha actuado con extrema prudencia a la hora de tomar una decisión sobre la polémica del uso del castellano en la escuela catalana. Desde un primer momento, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, se refirió a la necesidad de «buscar la fórmula más adecuada» para hacer efectivo el derecho de los padres a que sus hijos puedan utilizar el castellano, como lengua vehicular, en los colegios catalanes.
Ver noticia