Madrid, 9 de septiembre de 2019.– CONCAPA apuesta por la devolución de las competencias educativas de las Comunidades Autonómicas al Gobierno central como única forma de evitar las duplicidades, malas praxis, presiones, censuras y gastos innecesarios en el ámbito educativo, además de solicitar que la Alta Inspección del Estado tome ya cartas en el asunto para que contemos con un currículo generalizado en todo el territorio.
Como ha denunciado la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto y Material de Enseñanza (ANELE) y la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), se están editando en este momento 51.530 títulos, originados por las presiones de las Comunidades Autónomas, lo que conlleva un coste económico desorbitado. Además, facilitan datos concretos en este sentido: que no se hable de ríos en Canarias o de los Reyes Católicos en Cataluña. En el curso 2008-2009 eran 23.409 los libros editados y en poco más de diez años se han duplicado.
El Presidente de CONCAPA, Pedro José Caballero, ya denunció en 2017 el enorme coste que esto genera tanto a las Administraciones como a las familias y recordó que, mientras en España el volumen es de más 50.000 títulos, en Francia la cifra es sólo de 2.000.
En definitiva, se trata de una de las consecuencias de tener 17 sistemas educativos y de la arbitrariedad y falta de control económico con que actúan muchas de las Administraciones Autonómicas, algo que solo se puede solucionar con un Pacto Educativo que permita una estabilidad normativa común para todo el Estado, evitando el uso especulativo de recursos públicos, sobre todo en educación.